domingo, 20 de febrero de 2011


IROQUOIS
UH-1D/H en Chile


UH-1D FACH H-87, del Grupo de Helicópteros Nº 3, sobrevolando el río Imperial, 
en la IXª Región de la Araucanía, a fines de los 70


por Sergio Pulgar


En 1966 inicia sus servicios en Chile con la recepción del H-80, completando la primera dotación en 1970 con el H-91, inicialmente destinados al Grupo de Aviación N° 10. 
Posteriormente son traspasados dos UH-1D del Ejército chileno y matriculados H-80 en reemplazo del original que se había accidentado en Noviembre de 1971 y H-92.


En 1993 se adquieren 10 más, los cuales cuentan con cortacables y nuevos equipos de avioelectrónica numerados H-74 al H-79 y H-93 al H-96, de los cuales el H-95 se perdió en un accidente en la cordillera en 2003.



Grupo de Aviación N° 3


En 1971 se crea la Escuela de Helicópteros con los Iroquois en la Base Aérea de Maquehue encuadrados en el Grupo de Aviación N° 3, operando hasta su desactivación en 1980 y la redistribución de los UH en las unidades a lo largo del país, incluida la Antártida.

En su casi cuarenta y cinco años de servicio en nuestra Fuerza Aérea, los Iroquois han sido la principal fuerza de alas rotatorias, cumpliendo diversas misiones, principalmente de Rescate. 

Rescate de los uruguayos

Una de las misiones más notables fue la Búsqueda y Rescate de los deportistas uruguayos en 1972, cuando el Fairchild Hiller FH-227 FAU 571 que los transportaba a Chile, cayó en los faldeos del Volcán Tinguiririca en plena Cordillera de los Andes (viernes 13 de Octubre), generando una historia difícil de olvidar, dadas las características de comportamiento de los 16 sobrevivientes, (de un total de 45 personas que iban en el avión) cuyo valor y deseo de vivir los llevó a realizar las acciones más increíbles para lograr su rescate, siendo en gran parte responsables de su propia salvación, sumado al apoyo de los Iroquois que al mando del entonces Comandante Jorge Massa Armijo culminó con su rescate después de dos meses de esperanza y ante la incredulidad de los propios rescatistas.
El Jefe de Operaciones del Grupo Nº 10 que organizó el dispositivo de rescate, era Carlos García Monasterio (Piloto al mando del H-89), que falleciera en 1977, al accidentarse el DC-6B FACH 989 en El Tepual.
El H-90, comandado por el Teniente Mario Ávila, operó de reserva.

"Vengo de un avión que cayó en las montañas, soy uruguayo..."


El 21 de Diciembre, el característico sonido de las palas de los Iroquois fue la música de fondo para el feliz epílogo de esta tragedia; cuya culminación fue el Sábado 23 con el traslado de los últimos 8.


Protagonistas de este hecho fueron principalmente los H-89, H-90 y H-91, asignados al Grupo de Aviación N° 10, los cuales fueron operados al límite de sus capacidades, con el objetivo de rescatar en el menor tiempo posible a la totalidad de los sobrevivientes.


La crisis de 1978

En 1978 fueron dotados de armamento, adoptando una interesante gama de mimetismos para las diferentes misiones que cumplirían en un eventual conflicto con Argentina. Volando día y noche fue el encargado de trasladar las fuerzas especiales, rotar los observadores terrestres y mantener el apoyo logístico en el sector de Picton, Nueva y Lennox. 

Una de las primeras adaptaciones fue la instalación de lanzadores de cohetes SURA, para lo cual se instalaron los montantes del Vampire, pudiendo colgarse solo dos pares por lado, debido a la poca altura desde el enganche al suelo; asimismo se le instaló una placa metálica para proteger al artillero y la estructura del helicóptero, en caso de que explotase un cohete.
Las ametralladoras .50 de los Invader, se combinaron con los tambores de munición de P-47, logrando asegurar una capacidad ofensiva y defensiva al modelo, en el eventual uso en la guerra que se hacía inminente.
Completaba el sistema una mira (B-26) que fue adaptada en una estructura de tubos y tensores, para afinar la puntería.
Para la armonización, se calculaba el ángulo de vuelo del UH a 110 nudos; improvisando diversos métodos para lograr la actitud en el proceso en tierra; para finalmente instalar una tela con diversas marcaciones en el fondo de un hangar y así cerrar el sistema.

Fue en esta época en que se separaron las aeronaves del Grupo N° 3 (Maquehue); en tres agrupaciones, asignadas a los diversos teatros eventuales; norte (rosados/crema), centro (café/mostaza) y sur austral (verde/gris)

H-83 iniciando su paso en la Parada Militar 2006, 
abajo a la derecha, Bell 206 H-23

Grupo de Aviación N° 6

Hacia principio de los 80, se asignan unidades al Grupo de Aviación N° 6 en Chabunco, donde se les aplica el esquema verde/negro (similar A-37) y es destinado un elemento a la unidad desplegada en la Antártica; donde se le aplicó el esquema rojo, con superficies superiores en negro; en tanto el Bell 212, usaba el esquema naranja con la banda blanca (como los Twin Otter de "Estrella Polar").

  UH-1H FACH H-89, asignado al Ala Nº 3, posado en la Base Teniente Marsh, 
Antártida chilena, década de los 80
En el grupo N° 6 se desarrolla un amplio proceso de modernización y empleo bélico del modelo, incorporando y adaptando lanzadores de cohetes de diversas capacidades.
Inclusive se adapta y prueba con éxito el uso de misiles hiloguiados.

Grupo de Aviación N° 9

Superada la crisis fueron asignados a la misión SAR y de entrenamiento de Tripulaciones en las Unidades de destino, hasta que nuevamente son reunidos el 18 de marzo de 1993 para reactivar el Grupo de Aviación N° 9, esta vez de Helicópteros y basado en Los Cerrillos. 
Desde esta histórica Base Aérea han cumplido su misión de apoyo a la comunidad, incorporando nuevas tareas como la de control y colaboración en la detección y extinción de incendios forestales, en la que participan con algunos UH-1B de CONAF.

H-85 recién pintado en el esquema Naciones Unidas, ENAER, 1991

IRAK
 
Cuando IRAK invade Kuwait en un intento de recuperar su antigua soberanía, crea las condiciones para que en 1991 Estados Unidos intervenga unilateralmente bajo el pretexto de que esa antigua nación, cuna de todas las culturas, poseía armas de destrucción masiva y guerra bactereológica - nunca han sido encontradas - , en consecuencia la ONU convoca a sus miembros para el envío de Fuerzas de Paz con la idea de colaborar en el restablecimiento de la Paz en el Oriente Medio; Chile responde asignando en 1991 una primera dotación de 6 UH-1H al efecto, los cuales son pintados de blanco y bajo las insignias de Chile y las Naciones Unidas son trasladados junto a sus tripulaciones a Kuwait (29 de Abril) en cumplimiento de la Misión de Observación de las Naciones Unidas para Irak y Kuwait (UNIKOM) y conocida como "Tarea Paz Chile I". 
En 1995, se solicita la colaboración chilena (UNSCOM) y se desarrolla la "Tarea Paz Chile II", operando durante varios años, hasta que Estados Unidos vuelve a obsesionarse con derrocar a Saddam Hussein - atacando IRAK cada vez que Clinton tenía problemas locales - yendo in crescendo hasta 1998 cuando la dotación chilena debe retirarse rápidamente de la zona dejando sus cinco Iroquois abandonados...

H-90, despegando de Pudahuel, para un turno de vuelo en formación táctica, 
imagen captada desde el H-76, 30 de Marzo de 2008

Línea de helicópteros, el 11 de Octubre de 2010, en el desarrollo del Ejercicio COOPERACIÓN I; El Tepual, Puerto Montt, de izquierda a derecha, UH-1H H-81 del Grupo de Aviación Nº 5, H-80 del Grupo Nº 9 y H-77 del Grupo Nº 5; al fondo Bell 212 FAP 605, de la Fuerza Aérea del Perú.

Actualmente es el Grupo de Aviación N° 9, asentado en Pudahuel, el que cumple la misión de Escuela Táctica de Helicópteros, manteniendo una bandada permanente comisionada en Haití.

H-76, después de su presentación en el desfile del Cambio de Mando de la Fuerza Aérea, el 05 de Noviembre de 2010.

Grupo de Aviación N° 2

Ostentando su clásico pelícano con flotador, los UH del Grupo N° 2 de Iquique, operaron hasta fines de la primera década del siglo actual; siendo relevados por los modernos Bell 412 y destinados al Grupo N° 9. 

Grupo de Aviación N° 5



Esta Unidad ampliamente reconocida en el sur de Chile, ha utilizado extensivamente helicópteros, en función de misiones SAR; siendo el de más larga vida operativa, los S-55C/T.
A la baja de los Chickasaw, se destinaron los Bo-105 provenientes de Punta Arenas, para luego ceder su lugar a los ya clásicos UH-1H.
Dos de ellos están destinados en la Base Aérea El Tepual.

Haití

La Fuerza Aérea chilena mantiene un Grupo de Helicópteros en puerto Príncipe, en cumplimiento del mandato de las Naciones Unidas.
Estas aeronaves son extensamente usadas, en diversas misiones, desde el patrullaje hasta la más requerida de evacuación sanitaria o aeromédica.
Esta Unidad en el extranjero está formada por UH-1H, de dotación del Grupo de Aviación N° 9 y pintados en blanco, ostentan la bandera nacional en ambos lados del estabilizador vertical, manteniendo la matrícula institucional pintada en la popa del pilón.
Con cuatro unidades de Iroquois, las operaciones operan en la Misión de Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), desde 2004.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada